Laguna de Duero entrega sus VIII Premios Empresariales en un evento en el que los galardonados resaltaron la importancia de la ilusión en el emprendimiento

Estos galardones están organizados por el Ayuntamiento del municipio en colaboración con el medio de comunicación Laguna al Día

Ayer fue la noche en la que se entregaron los VIII Premios Empresariales de Laguna de Duero. Los galardonados este año fueron Justino Gutiérrez como reconocimiento a su trayectoria empresarial de más de 55 años en el municipio; el Premio Igualdad, Medio Ambiente y Diversidad lo recibió Artlimpsa, empresa que posee dos ramas de negocio con Arte y Limpieza y Art- Cuida y más de 140 empleados; y el Premio Emprendedor se lo llevó Fisioterapia Enfel, que en poco más de dos años de vida ha conseguido sobresalir en su especialidad en la localidad. Además, este año por primera vez el jurado otorgó una Mención Especial Honorífica al Restaurante Bodegón del Villar.

150 personas llenaron el Salón de Actos de la Casa de las Artes para presenciar este evento. Fisioterapia ENFEL y su emprendedora Sara Domínguez fue la primera en recoger la estatuilla de manos de  la concejal de Nuevas Tecnologías, Isabel Pérez, así como del diputado nacional Pablo Sáez Alonso-Muñumer. Tras este momento fue el turno de Artlimpsa y su fundador Óscar Sanz, que recogió el premio de manos de la concejala de Cultura, Lucía Castro, y del concejal de Servicios Económicos, Juan Carlos Rodríguez. Tras esto, se reconoció la trayectoria de Justino Gutiérrez entregándole el galardón el alcalde de Laguna de Duero, Avelino Álvarez, y Fernando Vara, edil de Desarrollo Local, Concejalía de la que dependía el acto. 

La mención especial fue para Arturo de la Fuente, gerente del Bodegón del Villar por ser uno de los emblemas de la gastronomía de Laguna. Los encargados de otorgar este reconocimiento fueron Jorge Lera y Joaquín Vicente, junto al diputado provincial Roberto Migallón.

Tras estos emocionantes momentos, se procedió a conocer a cada uno de los premiados en una mesa redonda en la que los tres participaron de manera muy abierta y sincera, coincidiendo en la importancia de las ganas y la ilusión para crecer.

Para cerrar el evento, el público pudo disfrutar de la ponencia de la familia de emprendedores Galicia, de Dulces El Toro, Álvaro y Diego Galicia, sexta generación en esta empresa con más de 150 años de historia, famosos por sus célebres polvorones. Compartieron su experiencia, los planes de su empresa y los últimos avances a nivel de digitalización que ha experimentado la compañía.

Distintos colectivos empresariales del municipio acudieron a esta cita, así como de todos los grupos políticos municipales.

FOTOGRAFÍAS: SANTIAGO BERMEJO

Publicado en Empresa y Profesionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.